2006/09/13

 

Viaje a Nihon (Japón) (Parte 2 de 2)

Y entonces... ocurrió...
Silencio sepulcral (el aeropuerto de Narita parecía una biblioteca más que un aeropuerto).
Todo muy tranquilo... (poca gente más bien).
Moquetas muy limpias (y aseos accionados por infrarrojos, TODOS, hasta el último de la universidad...)
......

(¬¬)'

¡¡¡¡¡BIENVENIDOS A JAPÓN!!!!!


Narita es enorme. Tras el preceptivo control de inmigración, recojo mi maleta de 30 kg. de color azul. Una pequeña cola, la visita de un perrito, y a abrir la maleta. Por lo menos los japoneses del aeropuerto no tenían demasiado acento hablando inglés... el agente de aduanas que me inspeccionó la maleta era muy simpático (de dónde vienes, a dónde vas, ¿algo que declarar?... sort of...). Tras eso salida (una fila de unas 50 personas con cartelitos esperando a otros viajeros). Hala pues, a usar los yenes de una vez.



Viaje a Tokyo en el Narita express (Narita está a unos 70 km de la ciudad de Tokyo) y hasta que salga el tren a matar el tiempo. Ya en el aeropuerto comienzas a flipar en colorines con las máquinas expendedoras, con los quioscos de prensa, con las tiendas de móviles (como la de la foto, en el mismo aeropuerto). Tiempo justo para subir a la cuarta planta y encontrar un adaptador para el enchufe (la clavija de conexión a pared, a parte de la tensión y la frecuencia en según qué mitad del país, son diferentes).



Viaje precioso, a pesar de que creo que todo el mundo inconscientemente pensamos ASPECTO DE JAPÓN = ASPECTO URBANO DE LA CIUDAD DE TOKYO, nada más lejos de la realidad. Es precioso admirar los verdes paisajes que hay alrededor de la ciudad de Narita, la ciudad de Chiba, las variadas montañas, colinas, campos, huertos y NATURALEZA en la que está inmerso este país. A pesar de que el cansancio comenzaba a hacer efecto, la curiosidad por haber llegado a la tierra prometida y la belleza del paisaje me llenan de ánimo.
(Jó, qué bien m'ha quedao...)



Tras menos de una hora, llegada a Tokyo Central Station, donde de camino al Shinkansen (tren bala), continúan haciéndose realidad todas esas cosas que hemos leído tantas veces en los manga. (Puñetera casualidad:) Llego a las 12:05 a la estación, hora de la comida (de 12 a 13) con MILES de "salary men" con sus camisas blancas y trajes negros yendo de una parte a otra, corriendo hacia la entrada del metro, las típicas abuelitas con el sombrero "tipo chanquete" para pasear, ... (disculpad la calidad de las fotos, pero era la emoción del momento...).



Tras comprar el billete de tren y llamar a mi contacto para avisarle de mi llegada a Nagaoka en 2 horas, carrera hasta el andén correspondiente (en Japón los trenes, y la gente también, son ESTRICTAMENTE puntuales). Tonto de mí, en Tokyo Station no me paré a comprar la comida así que en Shinkansen compré una O-Bento (comida preparada en forma de caja para llevar). Foto uno (sonido de repiqueteo de tambor.......), foto dos ( TÁ-DÁAAAH). Comida japonesa SUKOOOOI!



Lo mejor de todo es que después de hacer la foto me lo comí mientras el tren ya salía de Tokyo y alcanzaba su máxima velocidad. Es ACOJONANTE la sensación de velocidad, comodidad y estabilidad que esta gran obra de ingeniería es capaz de llegar a transmitir simultáneamente. Finalmente llegué a Nagaoka Eki a las 14:28 horas, y el día aún no había terminado. Pero eso ya es otro post...


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?